No te gusta la publicidad ¡A nosotras tampoco!   :)

Pero este Blog lo hacemos un pequeño grupo de chicas con toda la ilusión del mundo y tenemos que poner muy poca publicidad para poder pagar servidores y dominios Web, Webmaster, sorteos, etc.

Por eso te rogamos por favor que consideres quitar tu bloqueador de publicidad como AdBlock para que podamos seguir con nuestra ilusión de escribir para ti.
¡Gracias! Estamos seguras que tu Karma te devolverá este buen gesto que ahora tienes con nosotras   :)

Una genial calabaza de Halloween hecha con hilos tensados

Los hiloramas están nuevamente de moda. Te enseñamos a hacer una escalofriante calabaza de Halloween para complementar tu decoración.

Una genial calabaza de Halloween hecha con hilos tensados

Las obras de arte con cuerdas o hiloramas, no son algo precisamente nuevo. Fueron muy populares en los años 70, pero disfrutan de renovada popularidad, y nos parecen una forma simple y divertida de hacer tu propio arte en casa.

Esta técnica retro requiere pocos materiales y es una manera económica de añadir algo de personalidad a tus espacios.  Es ideal para principiantes, porque no requiere ninguna habilidad especial.

Aprovechamos que ya está llegando Halloween y te enseñamos a hacer una genial calabaza usando tus manos, hilos tensados y unos minutos de tu tiempo. Combínalo con otras ideas, como en el caso de las divertidas máscaras para celebraciones.

Necesitarás:

  • Una madera cuadrada
  • Pintura acrílica naranja
  • Cuerda negra
  • Clavos
  • Brocha, martillo y tijeras

Instrucciones

  1. Pinta la madera con al menos dos capas de pintura naranja. Recuerda dejar secar cada capa antes de aplicar la siguiente.
  2. Cuando la pintura esté seca puedes dibujar o imprimir tu silueta de calabaza favorita. Solo necesitas marcar levemente el contorno de los ojos, la nariz y la boca en la tabla pintada
  3. Usando el martillo, inserta los clavos alrededor del contorno. Procura separar cada clavo a una distancia constante de sus compañeros.
  4. ¡Lista para encordar! Comienza atando la cuerda negra a alguna esquina y delinea el contorno de cada parte.
  5. Una vez el contorno esté listo, puedes encordar al azar hasta que esté bien cubierta cada zona. Para terminar atas la cuerda a una esquina y cortas el sobrante.

Fuente: eighteen25.com